Procesamiento de plásticos estándar por MAS

Refinado y aditivación

Además del proceso clásico de extrusión, filtrado de la masa fundida y desgasificación de una amplia gama de plásticos, la tecnología de extrusión de MAS también ofrece la opción de refinar los plásticos estándar con una gran cantidad de aditivos. Este proceso permite aditivar materiales posconsumo o postindustriales con fibras de refuerzo (vidrio, carbono o fibras naturales), modificadores de impacto, estabilizadores o sustancias inorgánicas para mejorar la estabilidad dimensional y la resistencia a la rotura (material de relleno, como tiza, talco, perlas de vidrio, etc.).

Ventajas de la tecnología de doble husillo

Gracias al tamaño de la abertura de llenado, el doble husillo cónico corrotante permite procesar todos los materiales triturados, así como fracciones de reciclado ligeras, como copos, películas o fibras. Los aditivos también se añaden a través de la abertura de llenado, eliminando la necesidad de alimentadores laterales.

Así funciona la extrusión de plásticos estándar

El proceso de extrusión se realiza a un número de revoluciones bajo. En la zona de fundición, la velocidad circunferencial es relativamente alta (gran diámetro en la zona posterior), de manera que la energía entra de forma precisa. En comparación, la velocidad periférica en la zona frontal de mezcla, desgasificación y acumulación de presión es baja. Por lo tanto, una simple combinación de calor/frío es suficiente para controlar la temperatura en la zona de descarga. Todo ello permite ahorrar energía y procesar con cuidado el material en un tiempo de procesamiento mínimo, además de lograr unos niveles excelentes de desgasificación y así alcanzar la rentabilidad de la producción.